Valle de Maira en verano

Valle de Maira

Italia es un país tan rico en bellezas históricas, artísticas y paisajísticas que es realmente difícil encontrar lugares alejados del turismo de masas: sin embargo, en Piamonte, justo en la frontera con Francia, se encuentra el Valle de Maira, rural, auténtica y poco turística, a pesar de que la CNN (cadena de televisión americana) la ha definido como el valle más prístino de toda Italia.

Este valle alpino, que en tiempos prehistóricos estuvo completamente sumergido por el mar, se extiende a lo largo de unos 45 km a la sombra de Alpes de Cottian, enclavado entre el valle del Po, el valle de Varaita, el valle de Stura y el valle de Grana.

Su aislamiento, que le ha permitido conservar un ambiente antiguo y silencioso, ha permitido la preservación de la lengua y la cultura occitanas: el Valle de Maira formaba parte, de hecho, de la tierras occitanas y este patrimonio cultural embellece esta franja de tierra piamontés en la provincia de Cuneo, todo por descubrir y experimentar.

Qué hacer y qué ver

Unas vacaciones de verano en el Valle de Maira permiten pasar unos días llenos de historia, buena comida y naturaleza virgen, formada por bosques de castaños y robles, barrancos, cañones y extraordinarias formaciones geológicas.

Ofertas ventajosas en Val Gardena

Descubre las mejores ofertas para pasar unas vacaciones de verano inolvidables en los Dolomitas de Val Gardena, con paquetes vacacionales a precios ventajosos en hoteles y apartamentos en Ortisei, Santa Cristina y Selva di Val Gardena

laverano en el Valle de Maira hagamos paseos y excursiones al aire libre y puro, tanto a pie como en bicicleta de montaña y apta tanto para familias como para turistas más preparados.

Por ejemplo, desde el pueblo de Canosio se puede llegar al Cascada Pis del Passet e la meseta de Gardetta, definido como "Patrimonio Geológico Italiano": a la sombra de la Rocca la Meja, una de las cumbres más pintorescas del valle, se encuentra esta meseta a 2200 metros de altura, que aún conserva las huellas de una colosal especie de cocodrilos prehistóricos que vivió hace unos 250 Hace millones de años.
Para proteger estos hallazgos y otros restos fósiles de organismos marinos, el Parque Triásico, que sin duda hará felices a grandes y pequeños.

lagos y cascadas

lago del valle de maira

No muy lejos de la Roca la Maja lo pintoresco también se encuentra Lago negro, en cuyas aguas cristalinas se reflejan los alerces circundantes y el grueso del Monviso.

En cambio, partiendo del pueblo de Marmora y pasando por el Colle del Mulo, se puede visitar el Lago Resili de origen glaciar, mientras que desde el refugio Campo Base di Chiappera se puede emprender la apasionante Sendero Dino Icardi. Este último lleva a los excursionistas a cruzar el Valle y el Colle dell'Infernetto a una altura de 2783 metros y a descansar en el Refugio de Barenghi: es la solución perfecta para aquellos que quieren visitar el lago de la ventana y Lago de nueve colores. Si quieres puedes ir tan lejos como Cascadas de Stroppia que, con su salto de casi 500 metros de altura, son considerados los más altos de toda Italia.

excursiones

Entre las excursiones más bonitas para hacer en el Valle de Maira está la gira de anillo que Puente Maira conduce a Chiappera a 1601 metros sobre el nivel del mar, atravesando espléndidos campos salpicados de fragantes lavandas y retamas: una vez llegado a su destino, es recomendable llegar al Fuentes de la Maira, el río que cruza el valle en toda su longitud. Las aguas provienen de una cuenca glaciar y fluyen entre densos bosques de pinos, excavando cuevas en travertino.

Bellos son entonces los camino del venado que parte del caserío de Frere y del Camino del Ciclamen que en cambio tiene su punto de partida en Bedale, pedanía de Macra: entre los meses de julio y septiembre es posible caminar entre coloridos prados de orquídeas y ciclamen, a la sombra de fresnos, cerezos silvestres, avellanos y hayas.
Esta ruta también le permite llegar a la aldea de Camoglieres y visitar el Iglesia de San Pietro, donde hay un fresco de finales del siglo XV que representa la Danza Macabra.

I rutas occitanas entonces representan un verdadero must del Valle de Maira: es un camino que en 177 km y 14 etapas atraviesa los lugares simbólicos del valle como iglesias, refugios y sitios históricos vinculados al período en que el Marquesado de Saluzzo dominó el territorio .

Basta con seguir los carteles de madera con muescas amarillas para encontrarse en un mundo lleno de tradiciones que remiten inevitablemente a la minoría occitana.

Parte de Villar San Costanzo y, atravesando los pueblos y municipios más bonitos del valle, se llega a Elva y la meseta de la Gardetta. En el camino también hay hoteles donde comer y degustar i platos del territorio, a base de anchoas, patatas Prazzo y castañas: no hay que perderse en particular i Ravioles occitanos, el conejo con enebro, el Ola al horno, ñoquis con Castelmagno y la Torta dei Tetti, típica de Dronero, elaborada con especias, peras, ron y amaretti.

Pueblos alpinos

Además de realizar excursiones más o menos fáciles en la naturaleza del Valle de Maira, en verano la zona también invita a relajantes paseos entre bonitos pueblos como Macra, donde se encuentra la Capilla de San Salvatore, decorada interiormente con frescos del '300-'400 que representan la Danza de Salomè y el Génesis y Dronero. Este último es, en cambio, un pueblo ubicado justo en la entrada del Valle de Maira y alberga uno muy popular en junio. Feria de la Anchoveta: es aquí donde se encuentra el siglo XV Puente del diablo de tres vanos, adornada con almenas gibelinas de cola de milano.

Cuenta la leyenda que fue el mismo diablo quien lo construyó: se dice que pidió a cambio el alma del que pasara primero por el puente, pero los ciudadanos de Dronero lo engañaron haciendo que un perro lo cruzara.

A Villar San Costanzo, ubicado al pie del San Bernardo, se eleva el Longobardo Abadía de San Pietro in Vincoli y el de San Costanzo Mártir, construido según la tradición cristiana en el lugar donde fue decapitado el santo.

Villar San Costanzo se encuentra a un paso de la "Reserva Natural de Cieciu del Villar", un espacio natural caracterizado por la presencia de columnas rocosas denominadas ciciú, formadas por el trabajo erosivo de los ríos: tienen la curiosa forma de una seta, con el tallo en piedra triturada y tierra, dominada por un peñasco gigantesco llamado gneis occhiadino.

Una leyenda envuelve la reserva y habla de un San Costanzo que, huyendo de la legión tebana a la que pertenecía, maldijo a sus perseguidores que de pronto se convirtieron en roca, precisamente el ciciú.

También vale la pena una visita allí. Iglesia de San Giovanni a Celle di Macra y Iglesia parroquial de la Asunción de la Virgen María ad Once: en estos edificios se conservan respectivamente un políptico y un maravilloso ciclo pictórico realizados por el pintor flamenco hans clemer.

Elva tampoco se puede perder Museo Pels, dedicada al antiguo arte de los comerciantes de pelucas, cuyos productos en el pasado han recorrido el mundo.

Para dar un salto a la historia más antigua del Valle de Maira, basta con llegar a Roccabruna, donde se encuentra el Área Arqueológica de Monte Roccerè: aquí se conservan miles de copelas grabadas en la roca que datan de la Edad del Bronce, testimonio inequívoco de la presencia del hombre en el Valle de Maira desde la antigüedad.

Vacaciones ecológicas

Al llegar al valle de Maira, uno se da cuenta de inmediato de lo diferente que es de otros valles alpinos italianos: la construcción excesiva está lejos y no hay estructuras estacionales como los remontes.

De hecho, se decidió preservar el aspecto salvaje, auténtico e incontaminado del valle, con vistas a una turismo verde ed sostenible.

Las mismas instalaciones de alojamiento en el Valle de Maira se insertan naturalmente en el contexto paisajístico e histórico: es posible alojarse en refugios, en zonas de acampada, en caserío restaurado o en caseríos reconvertidos. No faltan los hoteles, B&B y casas de vacaciones, que satisfacen las necesidades de todo tipo de viajero, desde familias con niños hasta los más pequeños en busca de aventuras.

Para disfrutar de todas las bellezas de este valle íntimo y espectacular necesitas al menos una semana, con el fin de tener el tiempo necesario para hacer excursiones incluso con varias etapas, para descubrir los numerosos pueblos que salpican el valle y quizás participar en los numerosos festivales y ferias que animan este antiguo territorio occitano, especialmente en la temporada de verano.

Vacaciones de verano Valle Maira

Si está considerando unas vacaciones de verano en Valle Maira, a continuación puede encontrar enlaces útiles para encontrar hoteles y apartamentos de vacaciones.

Encuentra ofertas de verano

Las mejores ofertas en la montaña en verano, en hoteles, bed and breakfast o apartamentos vacacionales

    ¿Dónde quieres ir de vacaciones?

    Datos y reseña Valle Maira en verano

    región: Piedmont
    Altitud mínima:900m sobre el nivel del mar
    Altitud máxima: 2400m sobre el nivel del mar
    Reseñas de Valle Maira: 0 opiniones sobre Valle Maira

    Valoración Valle Maira en verano

    votar: 3.48 su 5 - 3442 votantes
    3.442 votos, promedio: 3,48 de 53.442 votos, promedio: 3,48 de 53.442 votos, promedio: 3,48 de 53.442 votos, promedio: 3,48 de 53.442 votos, promedio: 3,48 de 5
    Cargando ...

    Otras ubicaciones recomendadas

    Escribe una reseña sobre Valle Maira

    Hay 0 Opiniones sobre Valle Maira en verano

    Encuentra ofertas de verano

    Las mejores ofertas en la montaña en verano, en hoteles, bed and breakfast o apartamentos vacacionales

      ¿Dónde quieres ir de vacaciones?